Roma

Roma, siempre Roma

Todos los caminos llevan a Roma, como es bien sabido. Resulta también superfluo decir que Roma constituye una de las grandes revelaciones de un viaje a Italia (a poco que se evite la canícula del verano). En ningún otro lugar encontraréis 28 siglos de historia tan presentes como en esta ciudad: los templos y los anfiteatros romanos, algunos sorprendentemente intactos, son parte integrante del urbanismo; las iglesias son un buen exponente de los primeros siglos de la cristiandad o de un barroco más o menos fastuoso; los palacios renacentistas, las fuentes y las plazas barrocas, así como las callejuelas con encanto medieval, la convierten en una ciudad donde están presentes todos los estilos. Hoy, como lo fue ayer y lo será sin duda mañana, Roma sigue siendo la ciudad cargada de historia por excelencia, un lugar que uno debe visitar por lo menos una vez en la vida.Hay que dedicar un mínimo de una semana al descubrimiento de la Ciudad Eterna. En realidad, un mes sería lo ideal para captar realmente toda la grandeza de la civilización romana recorriendo sus numerosos vestigios, visitar sus innumerables iglesias y museos que encierran infinitas riquezas, partir al encuentro de sus múltiples plazas y plazuelas decoradas con bellas fuentes y, sobre todo, deambular por sus calles y callejuelas donde aparecen, al lado de casas humildes, orgullosos y magníficos palacios. ¿Pero quién hoy en día, aparte de algunos raros privilegiados, puede permitirse tal lujo? Además, al cabo de ese mes, ¿qué habréis visto de Roma, queridos viajeros, sino una parte de la misma? En efecto, aquí siempre hay algo para ver… para enriquecer vuestras vacaciones hasta el fin de vuestra estancia. Desesperante, nos diréis; más bien al contrario, ¡resulta excitante!
Amantes de la arqueología, las piedras con historia y las bellas artes, no olvidéis completar (y aderezar) vuestra estancia con el descubrimiento de la cocina romana e italiana. Olvidaos de vez en cuando de vuestra guía favorita y entrad donde mejor os parezca. Seguramente saldréis con franco buen humor, o con el estómago bien lleno. Tampoco olvidéis aprovechar las oportunidades que se os presenten para conocer a los romanos, quienes quizá os propondrán ir a respirar aire puro en los agradables alrededores de la capital italiana.

Señas de identidad
Superficie: 1.500 km².
Población: 2.783.000 habitantes.
Alcaldesa: Virginia Elena Raggi (Movimiento 5 Estrellas)
Número de turistas al año: unos 20 millones.
Número de fuentes: cerca de 300.
Número de iglesias: unas 400.
Las siete colinas:
Capitolio, Palatino, Aventino, Quirinal, Viminal, Esquilino y Celio.